Blogia
momentoparapensar

mis chicos

SON TAN NIÑOS

Tengo la inmensa suerte de trabajar cada día con la inocencia, el entusiasmo, el cariño, la candidez, la energía, el movimiento, las ganas... de mis alumnos y alumnas.

A veces pienso que tengo en mis manos el material más valioso del mundo y no soy consciente de la responsabilidad... claro sería imposible hacer nada por el riesgo de meter la pata.  Pero reflexiono a menudo sobre cómo cada paso que avanzan, no sé si con mi ayuda o sin ella, pero sí a mi lado, podrá determinar su futuro. 

Cada descubrimiento, cada aprendizaje, permite abrir una puerta, ver un camino...¡qué suerte, tener por delante tanto que descubrir y poder estar con ellos y ellas!.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres